30 de junio de 2011

Vale la pena averiguar un poco qué fuerza te está empujando. SILO 2005

¿Hacia dónde vas?:

Pregunta: En la infancia, en ese paisaje de formación a uno se le va formando el clima y así pasa su vida tratando de compensarlo, buscando lo que te haga salir de ese clima (registro), compensando. ¿Hacia dónde voy? Mecánicamente a la compensación... siempre. Pero por otro lado hay otra cosa, algo, un impulso que te mueve en otra dirección... que no es compensación sino que te saca de ella...

Silo: Puede ser. Puede ser eso, pero no le tiene porque pasar a todos. Es tu caso.

Vale la pena averiguar un poco qué fuerza te está empujando. Un diálogo con uno mismo y con otros. Si no dialogas eres una ostra.

¿Tú sientes eso fuertemente. Sientes eso?

Respuesta: Sí.

Silo: Entonces si eso tiene mucha fuerza en ti, puede ser que estés preparada para dar un salto muy importante en tu vida. Y tú dirás: ¿Cómo? ¿A esta edad? Pero eso no se mide así, sino que se mide por la calidad del salto. Si lo sientes fuerte, aprovecha para hacer tus reflexiones y tus diálogos, investiga, dialoga contigo misma y con alguna persona cercana a ti apta para estas cosas. Precisamente de estas cosas hay que hablar. Algunos dirán “No, de eso no se habla”. ¡Precisamente de eso sí hay que hablar!

Así te tocó en la vida vivir, con climas y compensaciones... ¿Pero y este otro impulso? Son movimientos internos distintos. Y ese otro impulso, ¿de donde sale? ¿De dónde salió esta señal que registras?

Traducción de las señales:

Pregunta: ¿Podrías explicar cómo es aquello de que ojalá la señal sea traducida con bondad?

Silo: Ah, esas son cosas muy complicadas...

Hay gente que interpreta ciertas señales como si vinieran del mismo Dios. Puede ser también que lo estés traduciendo mal. No lo des todo por tan cierto y tan seguro, como si esta fuera la única verdad.

Uno tiene, de esos impulsos, no la esencia misma del impulso, sino la traducción, que puede ser más o menos errónea o correcta. Estas señales son traducciones. No te confíes tanto en esas certezas internas. No puedes hacer una cosa fanática de esa señal.

Como en los sueños, no vayas a creer que son un reflejo exacto de tus impulsos viscerales. Llegan al espacio como imágenes, pero no creas que son certezas esas imágenes.

Hay problemas de conciencia con todo eso.

Aquello tiene que ver con lo que un místico descubrió, él se preguntó cómo hacer para diferenciar cuando las señales provenían de dios y cuando del diablo. El se decía: “Supongamos que recibo impulsos de dios y del diablo, pero el diablo es tan vivaracho que me lo va a presentar cambiado” (podía confundirlo haciéndose pasar por dios...). Lo más interesante de este místico es que él descubrió un modo para discernir de dónde provenían esas señales, esos mensajes, y era -él lo decía con otras palabras- por el registro que los acompañaba. El que no venía de dios, dejaba un registro de violencia interna. Era indudable que eso no podía venir de dios... El notaba que si había que matar a otros para que reinara dios en la tierra, eso venía de otro lado, tenía un inconfundible sabor a violencia interna. Muy interesante aquel señor que descubrió eso.


Entonces lo de la señal, pues tú captas algo y tu conciencia lo traduce. Lo que se representa, entonces, no es la realidad, sino una traducción de una realidad. Y alguien podría decir que Dios le ordenó liquidar a no sé cuántos... que recibió ese mensaje... Por eso se ha dicho esto de que ojalá se hagan bien las cosas y se pueda traducir la señal con bondad.

Los fanatismos y todo aquello viene de traducir erróneamente.


Abrazos - Punta de Vacas 2007

Abrazos en las Jornadas Espirituales de mayo de 2007 en el Parque Punta de Vacas (Argentina)

22 de junio de 2011

La revolución es un acto de conciencia querido, que se opone dialécticamente a la misma realidad objetiva... 1972

Pregunta: "¿No cree usted que hay un momento histórico en que lo subjetivo se manifiesta por completo en lo objetivo y que por lo tanto con una revolución que tienda a cambiar lo externo, se cambia lo interno?"

Esa pregunta es buena. En realidad y por ley de estructura, todo lo que pasa en lo subjetivo tiene que ser reflejo de lo que pasa en lo objetivo. Inversamente, lo objetivo es tal para mi conciencia porque puedo concientizar lo que sucede. Están pues ligados. En principio, si cambio lo subjetivo puedo cambiar lo objetivo, eso dicen los idealistas. Si cambio lo subjetivo, si cambio al hombre internamente, cambio la realidad. Pero no nos equivoquemos de nivel de entidad: si cambio lo subjetivo en mí, cambio la realidad para mí; pero no la realidad en sí. Ahí está el micrófono, pues yo ahora por un buen esfuerzo, me imagino que el micrófono es un elefante. Para mí sin duda que el micrófono cambió, pero el micrófono sigue sin comer hierba, (risas). ¿No se si me explico?


Veamos lo inverso: cambia la realidad objetiva, de acuerdo a eso debería cambiar mi conciencia que es reflejo de la misma. Perfecto, de acuerdo a eso hacemos la revolución. Enhorabuena, yo antes estaba sometido al patrón, ahora soy comisario del pueblo. ¡Claro que ha cambiado la cosa! (risas). Claro que ha cambiado la cosa... por supuesto que ha cambiado la cosa y enhorabuena, ¿no es cierto?


Pero quiero decir otra cosa y además es cuidadoso el que ha hecho esta pregunta, porque dice: "hay un momento histórico (no habla en general) en que lo subjetivo se manifiesta por completo en lo objetivo y que por tanto con una revolución que tienda a cambiar lo externo se cambia lo interno". Es inteligente la pregunta...

Fíjense ustedes que si se tratara de que la conciencia fuera simple reflejo de la estructura externa o de la base material, si se tratara simplemente de eso, la revolución no surgiría. La revolución es... el mismo Sartre se preocupa de estudiar este problema... La revolución es un acto de conciencia querido, que se opone dialécticamente a la misma realidad objetiva que es la realidad que oprime en ese momento.

De manera que el reflejo de la conciencia que se opone dialécticamente (dentro de esa forma de pensar) a la realidad objetiva que es oprimente, el reflejo de la conciencia no es simplemente reflejo como en un espejo, sino que es negación de la realidad que ahí se me presenta. ¿Me explico? Una cosa es reflejo, la imagen que se refleja y que me da la misma apariencia y otra cosa es negación de la imagen. En el caso dialéctico, lo que se presenta en la conciencia es la negación del mundo oprimente. ¿Me van siguiendo?

Si yo lucho por la revolución, me estoy oponiendo a la situación concreta en que estoy en este momento. ¿O no? Mientras que si fuera simple reflejo de la realidad objetiva, marcharía con el ritmo que las cosas me imponen. ¿O no? El hecho revolucionario es un acto de conciencia querido, verdadero o no, no importa. Ahí viene luego toda la teoría del compromiso y demás, pero es un acto querido. De manera que no es simplemente un reflejo de la realidad objetiva.


Esto es muy interesante. Es muy interesante... De todos modos se nos presenta dicotómicamente el problema, bastaría con modificar las condiciones objetivas para modificar nuestro nivel de conciencia. Sería magnífico, sería muy bueno, pero no parece ser así. Parece que esa revolución querida por el revolucionario debería además ser una revolución interna. Debería tratarse de una revolución simultánea y no de una revolución que simplemente actúa sobre uno de los términos. Además, la experiencia social nos dice que la estructura de la conciencia no cambió efectivamente, en los simples procesos de cambio social; y nos encontramos con las mismas apetencias, los mismos gustos, en fin... las mismas pequeñas canalladas y todo aquello, ¿no es cierto?


De todos modos es una linda pregunta y que exige mucho desarrollo esto.


El tema es que... los centros de gravedad los ponen otros o los ponemos nosotros. SILO 1991

El guía tiene que ver con la intencionalidad que se abre paso hacia el futuro; tiene que ver con lo que uno busca para que se le transfiera a uno.

Sí, son centros de gravedad, de referencia. Estos centros se hacen más necesarios cuanto más se mueve todo.


Cuando todo se mueve mucho, la gente necesita centros de gravedad. Y las cosas se van a mover mucho más.


El tema es que a los centros de gravedad los ponen otros o los ponemos nosotros.

De eso tenemos que ocuparnos nosotros: de poner centros de gravedad. Tenemos que lanzarnos al mundo con un mensaje oportuno. Pero para eso recién se está abriendo el momento histórico.


Lo que estamos haciendo es salir, probar, tomar indicadores. Eso es acción reflexiva.


Acción reflexiva es aquella de la que se toma muestras. Esto no es teoría, es un comportamiento mental. En un volver de la acción: ¿qué pasó con lo que hice?, ¿qué corregir?


Si no hay acción no hay nada sobre lo que reflexionar.


17 de junio de 2011

Realmente revolución sicológica significa el acceso a un nuevo nivel de conciencia. SILO 1972

Para nosotros, revolución sicológica es el cambio del nivel de conciencia y, nada más que eso en principio, para no complicarnos. Hay revolución cuando la realidad que veo no es ya la realidad ilusoria, sino la realidad de la que tengo conciencia... ¿Estaremos tratando de despertar al hombre, también nosotros?... (risas).


Para nosotros, realmente revolución sicológica significa eso: el acceso a un nuevo nivel de conciencia, así, con toda humildad.


Claro que cuando uno dice "revolución", se imagina las banderas flameando y todo aquello. La revolución es siempre espectacular y acá falta la espectacularidad. Vaya, no se ve ningún humo cuando uno está mirando las cosas de otro modo. Pues bien, eso es para nosotros el comienzo de la revolución sicológica.


Es así de sencillo. Las consecuencias de eso sí pueden ser más vistosas.

SOMOS UN PUEBLO PSIQUICO. SILO 1991

Los nuestros son muy delicados, afectuosos, y no hay que avasallarlos. No están con prevenciones, con dobleces, con el cuchillo bajo el poncho. Hay que ponerse blandito con los nuestros y hacer esa cosa mercurial que hacen ellos.

Esto pasa en todos lados, más allá de las culturas de origen. El nuestro es un pueblo psíquico. Esto se puede hacer con diez, o con cien mil.

Sería muy interesante si algunos miles nos encontráramos en un estadio,por ejemplo, en una reunión de amigos para hacer esta gracia. Desde afuera, no se entiende, pero...

El sistema va derechito hacia la nada. Hay como un gran embudo de nihilismo que se va tragando todo. Esto es la nada avanzando.

Silo, 11 de enero 2010 - subtitulado

Parques de Estudio y Reflexión Punta de Vacas.

15 de junio de 2011

PARA UN NUEVO MUNDO. EL MENSAJE DE SILO

Consideramos al ser humano como máximo valor por encima del dinero, del Estado, de la religión, de los modelos y de los sistemas sociales.

Impulsamos la libertad de pensamiento.

Propiciamos la igualdad de derechos y la igualdad de oportunidades para todos los seres humanos.

Reconocemos y alentamos la diversidad de costumbres y culturas.

Nos oponemos a toda discriminación.

Consagramos la resistencia justa contra toda forma de violencia física, económica, racial, religiosa, sexual, psicológica y moral.

Silo Conferencias La crisis de la civilizacion y el humanismo 1992

Collection of Selected Conferences
Humanism and the Crisis of Civilization
Academy of Science, Mosow, Rusia
June 18 1992

14 de junio de 2011

Silo y El Humanismo / Extracto

El Humanismo, extracto 4 minutos. Comentarios de Silo desde el Centro de Estudios, Punta de Vacas 2008.

a Mario / Cesar Isella

dedicada a Mario ...
aporte de Alejandro Chavez
.

12 de junio de 2011

10 de junio de 2011

EL DESPERTAR DE LA MIRADA DEL SENTIDO

Dario Ergas

Parques de Estudio y Reflexión Attigliano

Italia, 20/5/11



Muchas gracias por estar aquí en el Parque de Estudios y Reflexión Attiglinano, muchas gracias por traducir y publicar este libro, muchas gracias por estar juntos en este momento. Trataré de encontrar con ustedes qué se quiso decir con “La Mirada del Sentido”.

A mediados del año 2002 en varios países de Europa y América, Silo entregó su mensaje sobre la inmortalidad, lo sagrado, y de los procedimientos para acercarnos a esa experiencia. En Santiago en el estadio deportivo Nataniel asistí a sus explicaciones. En un momento nos invitó a realizar la ceremonia de imposición de la Fuerza.

Es frecuente que cuando tomo contacto con esa energía mental, me recorra una suave alegría y un sentimiento de que todo está muy bien, de que todo va a estar muy bien. Cuando abrí los ojos terminada la experiencia, paseé la mirada por cada uno de los miles de asistentes, observé que distinguía cada rostro con una nitidez inusual, sentía que conocía a cada uno y que un afecto muy liviano pero intenso me unía a todos.

Cuando terminó el acto en el estadio, Silo y varios amigos se reunieron en mi casa, recuerdo todavía sus comentarios. “Cada cultura en distintas épocas descubre un camino para entrar en lo profundo, en las experiencias de Sentido. El Mensaje es el camino que corresponde a esta época de mundialización, a este momento en que las distintas culturas y creencias se encuentran y chocan. Estos son los procedimientos para este momento y quien los tome encontrará el hilo del sentido”. Quizás fue ese mismo día que comenzó a escribirse el libro que estamos presentando.

Cuando busco el sentido de mi vida me encuentro con varias dificultades.

La primera dificultad es que no es verdad que busco sentido en mi vida, la mayor parte del tiempo experimento que mi vida sí tiene sentido. Es muy difícil buscar algo que se cree que ya se tiene. Sin embargo en esta época de cambio veloz, los acontecimientos golpean nuestras creencias y eso provoca sufrimientos tan grandes, que terminamos por reconocer que estamos totalmente perdidos y nuestra vida no tiene ningún sentido. Estos baldes de agua fría que la vida nos arroja una y otra vez, es la experiencia que llamamos de fracaso. Tenemos confundido el sentido de la vida con nuestros ensueños y deseos. Cuando esos ensueños fracasan, despertamos de la ilusión y nos damos cuenta que estamos perdidos y sin un sentido verdadero. El fracaso permite a la conciencia liberarse por un momento de la prisión de los ensueños. Esta experiencia de fracaso es muy importante y es muy difícil de asumir. La experiencia de fracaso la vivimos todos, pero sólo algunos la reconocen y muchos la ocultan o la niegan.


Cuando ocultamos o negamos nuestros fracasos caemos en el resentimiento, la depresión o el pánico. El reconocimiento del fracaso nos despierta de la ilusión que tiene prisionera a la conciencia, y nos deja en libertad de iniciar una búsqueda nueva. Por esto decimos que esta búsqueda y esta enseñanza es “para los que llevan el fracaso en su corazón”.


Otra dificultad en la búsqueda de sentido, es creer que lo real es externo a la propia conciencia. Nos pareciera que la conciencia capta un mundo externo que es “real”. Creemos que existe una realidad en sí, fuera de la conciencia y que nuestra limitada conciencia no es capaz de captarla en su totalidad. Como creemos que allí afuera es donde está lo real, buscamos lo real y verdadero fuera de la mente. Pareciera que la cosa es de modo muy distinto. La conciencia no capta la realidad sino que la construye y capta el reflejo de su propia intención, capta el mundo que ella misma está construyendo. Entonces lo real es una categoría que no es posible de usar sin considerar a la conciencia.


Es difícil concebir la estructura conciencia-mundo, nos parece que fueran dos cosas, por un lado la conciencia y por otra el mundo, pero es una estructura, es indivisible y no es posible la existencia de solo uno de los términos. Si hablamos de forma y color, entendemos que es imposible que concibamos una forma sin un color, o un color sin una forma; lo mismo sucede con la conciencia, es una estructura conciencia-mundo.


Vivimos totalmente confundidos con el mundo externo y todas las proyecciones y construcciones de la conciencia nos parece que tuvieran existencia en sí y fuera de ella. El amor por ejemplo, nos pareciera que proviene de la persona amada, y no observamos que ese amor que se despertó dentro mío es proyectado a la persona amada. Dios, nos parece que es una sustancia externa a la propia conciencia y el Sentido es algo que nos falta y nos tiene que llegar también de afuera. No podemos conocer la realidad, porque creemos que lo real es externo a la conciencia


En esta búsqueda de sentido se va despertando en nosotros una mirada interna, una mirada que adquiere una profundidad distinta a lo que reconozco como yo, una mirada que observa al yo y está a cierta distancia del yo. Es una mirada muy sensible, una mirada que pone un haz de luz sobre mis contradicciones y mis naufragios. La búsqueda de sentido despierta una mirada interna, pero ésta en lugar de encontrar lo que ensueño y lo que deseo o lo magnífico que soy, se encuentra con mis límites, mi dependencia, mi contradicción, con mi temor, en definitiva con mi yo y sus apetencias. Si la mirada interna es capaz de aceptar eso que ve, si es capaz de observarlo con afecto, la mirada interna tomará contacto con una quietud interna, con un centro, consigo misma.


La última dificultad en la que quiero reparar en este escrito, es la lucha que tenemos que dar con el fantasma de la nada. Las experiencias que nos confirman que hay otra realidad a la cotidiana, comenzamos a degradarlas y a considerar que no son relevantes. Para qué tanto esfuerzo susurra la nada, si al final del camino no encontrarás nada. Los fantasmas no hacen daño pero asustan, nos escondemos debajo de las sábanas y nunca sabemos si existen o no existen. Así pasa con el muro de la muerte, asusta y nunca lo enfrentamos. Si levanto la vista con sigilo por encima de las sábanas, los fantasmas revolotearán a mi alrededor, sostengo la mirada, y la mirada se internaliza, la calma llega más allá del temor o la confianza.


Estas tres dificultades, la ilusión de la conciencia que cree que tiene sentido, la confusión de la mirada que cree que capta el mundo externo, y la creencia en la nada, son propias de nuestro momento de evolución. Esta es la situación actual de la conciencia y por eso la búsqueda de sentido es también la búsqueda de un salto evolutivo. Me parece que ese es el intento que hacemos en estos Parque de Estudio y Reflexión en todo el mundo.

Pero cómo acceder a ello y cómo hacer para que se exprese en el mundo. Muy adentro de cada uno está la experiencia del sentido, allí está lo que verdaderamente es.


Al tratar de comunicarme con eso me doy cuenta que es muy difícil y entonces tomo actitudes doctorales y trato de explicarlo. Pero eso vive en mí y me contiene, está adentro mío pero no es propio mío, se me escabulle en el discurso y me confundo. A veces, eso encuentra el modo de reflejarse y a veces tú lo captas y entonces un sentimiento muy grande nos une y nos basta. Entonces algo me acompaña y mira y observa a través de mis ojos. Digo que es la mirada interna, es la mirada interna que ya no está aferrada a los sentidos externos, o a los problemas o al yo, sino que se está mirando a sí misma y viendo su reflejo en todo lo que toca y a veces se encuentra con lo mismo que mira desde ti.


El Mensaje de Silo, provee los procedimientos para tomar contacto con esta realidad interior. El trabajo con la Fuerza, el pedido y el agradecimiento, la meditación sobre quién soy y adónde voy, la meditación sobre si hay sentido en la vida o si todo termina con la muerte, son modos de despertar la mirada interna para que amanezca y mire con la luz del sentido. La mirada interna no descubre quien soy, pero observa que no lo sé; la mirada interna no me libera del deseo, pero sabe que me tiene prisionero; no sabe lo que pasará con mi muerte, pero sabe que moriré; no es la mirada del triunfo, es la mirada del fracaso. No tiene las respuestas pero observa desde la calma.

Esta experiencia de sentido que estamos intuyendo no es exclusiva del mundo interno, eso que allí pasa, empuja por expresarse y realizarse en el mundo externo. Es la acción humana la que traslada el mundo interno hacia el mundo externo, y así trasladará los significados provenientes del mundo del sentido, o trasladará también su sufrimiento si la conciencia ha sido atrapada por la contradicción.

Es gracias a la representación que se desplazan las cargas de energía síquica que movilizan al cuerpo. Es la representación emplazada en determinada zona del espacio de representación la que moviliza la acción del cuerpo.

En este adiestrar una nueva mirada de la conciencia, una mirada más interna, no confundida con el yo, sino que observa al yo, pudieran devenir otro tipo de experiencias, experiencias extraordinarias provenientes de los espacios más profundos de la conciencia. Experiencias de conmoción y totalizadoras que muchas veces tenemos pero que no reconocemos por que la mirada interna está dormida o identificada con el yo.


Esas representaciones son síntesis de conciencia, síntesis de todo lo que pasa en el mundo interno y configuran los ensueños que orientarán y moverán el cuerpo hacia el mundo externo. En esa síntesis de conciencia está traducido en imágenes todo el sistema de tensiones sicofísico. En esos sistemas de tensiones están también los instintos básicos de la vida junto a nuestros temores. Todo eso se sintetiza en representaciones y estas mueven al cuerpo. Pero además de ese sistema de tensiones, también se traducen en la conciencia las señales provenientes de las zonas de la conciencia que están más allá de la representación, zonas irrepresentables que cuando la conciencia las roza son las responsables de las experiencias extraordinarias, que traducimos como conmoción, comprensión total, eternidad.


Estos son significados para la conciencia que se sintetizan en las representaciones y van impulsando los destinos humanos. Esos significados empujan para ser expresados en el mundo externo.


¿Pero de qué estamos hablando cuando hablamos de mundo externo? El mundo externo no es el mundo de las cosas, es fundamentalmente el mundo de los otros seres humanos, las otras intenciones, es la exteriorización del mundo interno de los otros seres humanos. Por lo tanto, cuando hablamos de la estructura conciencia-mundo, se trata de una estructura de conciencia con las otras conciencias que están fuera de mí, fuera de mí en cuanto a espacio, pero incluso en estructura con otras conciencias fuera de mi tiempo, puesto que se trata también de la exteriorización del mundo interno de generaciones anteriores. Cuando decimos que la conciencia traslada el mundo interno hacia el mundo externo modificándolo estamos hablando de la transformación del mundo humano.


Entonces el Sentido es una experiencia que se accede al despertar la mirada interna, es una experiencia que se encuentra en la interioridad, en lo profundo de la conciencia; esa experiencia está más allá de lo representable y la conciencia la traduce en representación; esa representación son los significados que impulsan la acción hacia el mundo externo, que es el mundo de los otros seres humanos.


¿Quiénes son los otros seres humanos?, Lo humano un impulso de libertad que se busca a sí mismo y por ello la materia, la vida, la conciencia, y en un próximo paso la conciencia de sí mismo y del sentido. Suavemente la mirada interna despierta, observa y trasluce el sol de la mañana. Quién eres tú sino la misma libertad trasladando el sentido, el ser al mundo, a mi mundo, al mundo de todos. Qué la contradicción no interrumpa tu acción ni la mía para que el sentido se abra paso en nuestro mundo, humanizándolo.


Una última reflexión. Un salto evolutivo en la conciencia sería posible si podemos verificarlo en la propia experiencia y en la de grupos humanos que trabajan en esa dirección. No creo que tengamos esa posibilidad si planteamos esta búsqueda como una tarea individual y aislada.


El trabajo con la Fuerza, con la energía mental, que es una experiencia muy importante para esto, sabemos que aumenta su potencial cuando el trabajo es conjunto, sabemos que esos trabajos producen fenómenos de sincronía capaces de inspirar a enormes cantidades de gente que comparte esa experiencia, aunque no sean especialistas en este tipo de meditación.


Por otra parte, el proyecto de Humanizar la Tierra o la construcción de una Nación humana universal, son imágenes convergentes capaces de orientar la acción individual o la acción de cualquier cultura, sin interferir en las creencias particulares, permitiendo reencontrar un significado profundo y universal para trasladar al mundo.



Video editado para El Mensaje de Silo Tv por Jose Maria Costantini inspirado en un fragmento de un mensaje dado por Silo e ilustrado con imagenes del Film Baraka film de Ron FrickeActualmente estamos en www.zona31.com.ar online jueves 23 hs y domingos 15 hs Hora Argentina.http://mensajetv.blogspot.com/

8 de junio de 2011

Silo en la playa Chowpatty, Bombay (India) 1ro. de noviembre de 1981

La Comunidad (para el desarrollo humano) da la bienvenida a Silo y su equipo internacional en la playa Chowpatty, Bombay (India) el 1ro. de noviembre de 1981. Más de 10.000 personas escucharon el mensaje de la no-violencia.

Testimonio personal de Marisol

6 de junio de 2011

Pedido

Pedido simultáneo




La propuesta
Aspirar una bocanada de aire e imaginar que llevamos ese aire al corazón. Entonces, pedir con fuerza...

Por un cambio profundo y evolutivo del ser humano que nos lleve a dar respuestas no violentas


¿A quién se pide?
Según lo creas será a tu dios interno, o a tu guía interno o a una imagen inspiradora y reconfortante.

Frecuencia
Todos los domingos.

Lugar
Donde cada uno quiera

Solo o acompañado
Como se prefiera

El cambio profundo y esencial. Abril 2011

Seminario en Parques de Estudio y Reflexión Toledo. El cambio profundo y esencial. Abril 2011

3 de junio de 2011

2005 Silo. Inauguración del Parque Latinoamericano. La Reja 7 de mayo de 2005.

El Parque Sudamericano La Reja (cerca de Buenos Aires, Argentina) fue inaugurado el 7 de mayo del 2005. Aquí se presenta el discurso que dió Silo en esa ocasión. La Reja Mayo 7 2005:
Inauguration of the Latin American Park. The La Reja Latin American Park (near Buenos Aires, Argentina) was inaugurated on May 7th, 2005. Silo's address on that occassion is presented here.